Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 6 de agosto de 2013

Pavo con apio y parmesano















Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 1 pechuga de pavo grandecita
  • una rama de apio
  • 2 lonchas de queso parmesano
  • sal, pimienta y perejil
  • 2 cucharadas de vino blanco semiseco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva v.e.

Elaboración
Partimos la pechuga por la mitad y las aderezamos con sal, pimienta y perejil. Ponemos la sartén con el aceite y ponemos las pechugas que se doren por ambos lados unos minutos, agregamos el apio partido en trocitos, se agrega el vino y se deja evaporar unos segundos, se coloca el queso encima de las pechugas para que se funda y se mezcle con el resto de ingredientes. Dejaremos tapado unos 10 minutos para que se haga bien por dentro y a fuego suave.
Se sirve con su jugo y la verdurita que da un toque especial con el aroma del apio. Nos aporta vitaminas del grupo B, una buena dosis de minerales y contiene bastante fibra que nos favorece el tránsito intestinal. Debemos introducirlo en nuestros guisos, sopas y ensaladas.

No hay comentarios: