Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 2 de mayo de 2013

Tarta de limón con costra de merengue















Dificultad media

Ingredientes para una tarta

 Para el merengue
  • 3 claras de huevo
  • 3-4 gotas de zumo de limón
  • una uñita de sal
  • 200 gr de azúcar
 Para la crema
  • 300 ml de agua
  • 4 yemas
  • pizca de vainilla en polvo
  • zumo de 3-4 limones, según tamaño
  • pizca de canela en polvo
  • 250 gr de azúcar
  • 50 gr de harina refinada de maíz, Maizena
  • una pizca de raspadura de limón
Para la base
  • un paquete de obleas refrigeradas pequeñas, la Cocinera, por ejemplo
  • huevo batido

Elaboración
Ponemos una base de obleas tanto por el fondo como por los laterales, las untamos con huevo batido metiendo unos 12 minutos en el horno a 180º para que se doren un poco, retiramos del horno y dejamos que se enfríe para añadir la crema, que haremos poniendo en un cazo con el agua, zumo de limón, raspadura y el azúcar, moviendo hasta que se disuelva, ponemos a fuego muy bajo echando la harina mezclando con las varillas para que no queden grumos, añadimos canela, vainilla y huevos, mezclamos unos 5 minutos sin parar de hacerlo para que los huevos no cuajen, hemos de conseguir que la mezcla vaya espesando y quede suave y compacta, se retira del fuego y dejamos que se enfríe un poco antes de echar en el molde con las obleas, procedemos con el merengue suizo, ponemos un recipiente bajo con un poco de agua a fuego muy bajo, colocamos encima otro recipiente donde vamos a poner todos los ingredientes, estaremos moviendo continuamente durante unos 4-5 minutos, retiramos del fuego y con las varillas mecánicas, procedemos a terminar de montar el merengue dando hasta comprobar que queda consistente y brillante, en ese momento lo echamos en una manga pastelera y adornamos la superficie del pastel a nuestro gusto, en esta ocasión ha sido mi hija quien ha querido decorar y el resultado es algo abstracto pero no está mal, terminamos metiendo unos minutos a gratinar al horno para que quede costrada la superficie, pero aconsejo que se controle en todo momento como se gratina, porque suele ser rápido y se quema la superficie con facilidad y resultaría desastroso.
Si os gusta el sabor del limón y la textura del merengue es un postre perfecto., no siempre va a ser chocolate.  

1 comentario:

Loli Estévez dijo...

Esta me la he comido practicamente yo solita.