Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 2 de marzo de 2012

Huevos con patatas, gulas y langostinos















Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 1 kg de patatas, (unas 5 patatas grandes)
  • 1 cebolla dulce grande
  • 1 paquete de gulas de unos 200 gr
  • 8-12 langostinos pelados, (2 o 3 por cabeza)
  • 1 vasos de aceite de oliva
  • 4 huevos
  • sal, ajo en polvo o molido, pimienta y perejil, (todo en cantidades mínimas y al gusto)
  • 1 cucharada de vino blanco seco
  • 1 diente de ajo laminado 

Elaboración
En una sartén o cazuela grande ponemos el aceite excepto un par de cucharadas que apartamos, se pelan y trocean las patatas como más nos guste, lascas (tipo a lo pobre), en cuadraditos, alargadas, etc, teniendo en cuenta que las vamos a cocer en aceite más que a freír, es preferible en lascas, se añade la cebolla en juliana y un poco de sal , se tapan y se dejan a fuego medio durante 15-20 minutos, dependiendo del tipo de patata tardará más o menos, vamos moviendo de vez en cuando y comprobando si están en su punto, mientras, ponemos una sartén pequeña con las dos cucharadas de aceite que habíamos reservado y ponemos el ajo laminado para dorarlo, se echan las gulas y langostinos añadiendo el perejil, pimienta, ajo en polvo y pizca de sal, dando unas vueltas para mezclar todo, se añade el vino y se deja hasta que los langostinos pasan de ser transparentes a rojizos y consistentes sin que se pasen mucho, pueden ser unos 3-4 minutos, se retiran y se añaden encima de las patatas, mientras, en la misma sartén que hemos hecho las gulas-langostino ponemos los huevos para hacer a la plancha y los colocamos encima de las patatas y resto de ingredientes, o podemos poner primero los huevos y luego las gulas...., como queramos, se pondrá la parte proporcional del plato a cada comensal y él decidirá como y cuando romper el huevo.
Es otra forma distinta de comer huevos rotos que no sea con jamón, esto lo comí en Madrid y decidí probar esta nueva forma, muy ricos.

No hay comentarios: