Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 8 de febrero de 2016

Rabo de toro con almendras















Dificultad media

Ingredientes para un rabo de toro
  • un rabo de toro partido en ruedas, nudos
  • 2 zanahorias
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 pimiento verde
  • 5 tomates secos
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • 1/3 de vaso de aceite de oliva v.e.
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 1 cucharada de piñones
  • 2 vasos de agua o caldo de verdura suave
  • 1 botella de vino tinto, un rioja crianza estará bien
  • 60 gr de almendras fritas
  • sal,  pimienta molida y unos granos, unas ramas de perejil y 2 hojas de laurel
  • 3 patatas en cascos o trozos grandes, semifritas para incorporar a la salsa

Elaboración
Dejar desangrar la carne unos 6 horas en agua con un poco de sal. Retirar y desechar ese agua y escurrir. Salpimentar y pasar por harina levemente, una mínima cantidad. Preparar una olla ancha y grande, no muy alta, con el aceite e ir sellando la carne por todos sitios. Incorporar las verduras y aderezos moviendo el conjunto para que se rehoguen un poco, un par de minutos. Añadir el vino y dejar 6-8 minutos que evapore la mayor parte del alcohol. Echar el agua y dejar que comience a hervir. Bajar la temperatura al mínimo, tapar la olla y mantener por espacio de 4 horas. Mover el contenido de vez en cuando pasada la 1ª hora.
Retirar los trozos de carne y pasar la salsa por la batidora un poco. Volver a incorporar la carne y añadir las patatas que tendremos doradas, medio fritas en abundante aceite pero escurridas. Dejar entre 10-12 minutos hasta comprobar que la patata esté blanda al pinchar con un palillo. Retirar del fuego y entreabrir la tapa que repose un par de minutos antes de servir.
Esta carne es un magnífico alimento, contiene gran diversidad de minerales y vitaminas como las del grupo B, es muy nutritiva y contiene más gelatina que grasa.
Es un potente guiso típico de la zona de Córdoba, donde estuvimos hace unos días y tuvimos ocasión de comprobar lo rico que estaba.

No hay comentarios: