Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 19 de enero de 2016

Pastel selva negra














 
Dificultad: mediana

Ingredientes para un pastel
  • 1 bizcocho clásico de chocolate (sin espolvorear azúcar)
  • 1 vaso grande de crema pastelera
  • 1 tableta de chocolate de repostería
  • 1 cucharada de leche
  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • azúcar glas
  • 200 gr entre cerezas y arándanos
  • 1/2 vaso de almíbar

Elaboración
Poner las frutas en el almíbar y dejar cocer unos 10 minutos hasta que reduzca el líquido y la fruta quede casi confitada, reservar. Abrir el bizcocho, con cuidado, en tres circunferencias (debe estar frío). Pincelar todas las partes de bizcocho con el almíbar que queda de cocer las frutas. Primero poner la base en un plato grande y una vez pincelada se cubre con la crema pastelera que estará templada para facilitar la extensión. Cubrir esa parte con otra circunferencia de bizcocho y pincelar, incorporar crema pastelera y extender, en esta capa se puede poner un poco de fruta confitada.
Terminar colocando el último círculo de bizcocho y pincelar. Mientras, preparamos una cobertura de chocolate con 3/4 de tableta de chocolate, leche y mantequilla. Se funde unos segundos en el microondas y movemos hasta que esté cremoso. Con esta crema se pinta toda la superficie del bizcocho dejando que se enfríe totalmente. Una vez frío se ralla el resto del chocolate y se espolvorea con azúcar glas. Colocamos una pequeña porción de la confitura de frutas en el centro.
Esta selva negra es muy particular dado que el bizcocho usado no es el típico genovés ni el relleno es crema chantilly, que sería la auténtica tarta selva negra, pero al echar nata, la tarta es más pesada y ya sabéis que yo no suelo utilizar natas, las justas y pocas. En algún momento haré una tal cual, que estará bastante buena pero... como dice Mafalda, ¿porqué toda la comida que me gusta no es sana? (o algo parecido) 
Este pastel fue el que llevé a la cena de Alicia-Paco en fin de año. 

No hay comentarios: