Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 19 de enero de 2016

Alcachofas perfumadas con flores

 













Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 6 alcachofas de temporada, de Granada mejor que mejor
  • para cocer: 1/2 vaso de de agua, zumo de 1/2 limón, pizca de sal y un pellizco de pétalos de flores secas.
  • para lavar: 1 litro de agua, perejil, un poco de harina y zumo de 1/2 limón
  • 1 puerro
  • 1 cucharada de aceite de oliva v.e.
  • orégano

Elaboración
Limpiar las alcachofas despojando de las hojas externas, cortando las puntas y pelar un poco. Se van echando en el preparado para lavarlas y mantener hasta usarlas para que no ennegrezcan. Poner una cazuela pequeña con el aceite y el puerro picado muy diminuto. Mantener pochando unos 6 minutos a fuego bajo para que no se queme. Echar las alcachofas previamente lavadas y escurridas. Incorporar el preparado de cocción y mantener unos 12 minutos que estarán bien tiernas.  Cuanto más nuevas y pequeñas, menos tiempo tienen que estar en cocción.
Escurrir y colocar en un plato adornando con perejil y un toque de orégano. No hará falta nada más para apreciar una rica y tierna alcachofa.
El líquido de cocción se puede beber templado a modo depurativo. Y apreciaremos el aporte de frescura, aroma y sabor especial que nos dan las flores.
La alcachofa tiene vitaminas del grupo B, minerales como el hierro y el magnesio, es un magnífico aliado para depurar el hígado, es diurético, contiene gran cantidad de fibra y están francamente buenas.

No hay comentarios: