Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 8 de diciembre de 2015

Bizcocho con manzana cocida















Dificultad media

Ingredientes para un bizcocho
  • 3 huevos grandes
  • 400 gr de harina integral
  • 360 gr de azúcar blanca
  • 1 sobre de levadura química
  • pizca de aroma de vainilla y toque de canela en polvo
  • 1 manzana rallada
  • 1 vaso de aceite de girasol y un poco de oliva v.e.
  • 1 vaso de leche entera
  • un poco de almíbar para pintar el bizcocho (azúcar, agua, los corazones de la manzana y que hierba hasta reducir y quedar el almíbar concentrado)
  • Un poco de agua con zumo de limón y dos manzanas cortadas en cascos laminados más  bien finos

Elaboración
Cocer las manzanas previamente peladas y laminadas sin corazón, unos 5 minutos y dejar escurrir, ese mismo líquido se puede aprovechar para hacer el almíbar y dejar enfriar previamente colado desechando los corazones de las manzanas. Preparar las claras a punto de nieve, añadir el resto de ingredientes mezclando y lo último la harina - levadura, que deberán estar tamizadas e ir echando poco a poco con movimientos envolventes para que se vaya integrando al preparado. Precalentar el horno a 200º unos 10 minutos.
Poner un molde con un poco de harina sobre todo el recipiente quitando el exceso para que no se pegue. Echar el preparado y dar unos golpecitos sobre la encimera para que se asiente y no queden burbujas de aire. Bajar la temperatura a 180º y colocar el pastel en el horno hacia la mitad. Tendremos 30 minutos sin abrir, bajar la temperatura a 175º otros 15 minutos para que se cuaje bien por dentro. Este proceso en mi horno tarda un poco más. Pasado el tiempo total, se abre un poco la puerta del horno y se pincha el bizcocho para ver si sale totalmente seco, en ese momento se apaga el horno y se deja la puerta entreabierta para que se vaya atemperando unos minutos. Desmoldar cuando esté casi frío. Pincelar la parte de arriba con el almíbar y colocar los trozos de manzana volviendo a pincelar para dar brillo. Se puede meter y gratinar unos minutos para que quede la manzana más doradita.
Esta basado en un bizcocho de un compañero (Javier) de mi marido que llevó al instituto y que al parecer estaba muy bueno, yo no puedo decir porque ni lo vi ni lo probé. Este es otra versión y con harina integral en lugar de refinada.

No hay comentarios: