Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 19 de marzo de 2015

Pastel de queso gratinado















Dificultad media

Ingredientes para un pastel
  • 4 huevos
  • 60 ml de leche condensada
  • 1/2 cucharada de canela en polvo
  • 50 ml de leche de cabra
  • 2 cucharada de crema de queso de cabra
  • 3 cucharadas de queso de untar suave
  • 4 quesitos en porciones
  • cobertura: 2 claras con unas gota de zumo de limón para montar y 1cucharada de azúcar avainillada
  • para la base de galleta: 1 cuchara grande de mantequilla derretida y 8 galletas tipo María trituradas en polvo
  • bombones rellenos de paté, para adornar (opcional)

Elaboración
Poner todos los ingredientes del pastel en una batidora y triturar hasta que quede un líquido cremoso y uniforme. Precalentar el horno a 180º unos 10 minutos antes de introducir el pastel. Echar esta crema en el recipiente apto para horno y poner a media altura durante 60 minutos, comprobar introduciendo un palillo, si sale limpio es que el pastel está cuajado y en su punto o dejar un rato más. Mientras, preparar la base para el pastel mezclando el polvo de galleta y la mantequilla.
Se extiende en la bandeja donde se va a servir, apretando con los dedos para que la capa se adhiera bien al recipiente. Meter en el frigorífico hasta que el pastel esté listo. Retirar el pastel del horno y dejar que se atempere antes de desmoldar. Con ayuda de un cuchillo con punta roma se pasa al borde del recipiente para que se despegue con más facilidad, y con mucho cuidado lo volteamos encima de la capa de galleta que teníamos preparada. Montar las claras con sus ingredientes procurando que queden consistentes. Cubrir el pastel con las claras y meter al horno a gratinar 5 minutos observando para que no se quemen. Una vez doradas se retiran. Dejar enfriar un par de horas.
Las claras no quedan muy dulces para que conjunten bien con el pastel que sí lo está. Si se prefiere se puede hacer un merengue y gratinar pero quizás sea más empalagoso ya que necesita más azúcar. Si adornamos con unos bombones rellenos de paté tendremos un contraste entre dulce y salado para quien guste de estas mezclas.
Esto también nos lo podrá decir quien lo haya degustado y en esta ocasión yo misma dado que hice otro igual para nosotros. Ricoooo.

No hay comentarios: