Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Guisantes con puerro y cebolla















Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 600 gr de guisantes
  • 1 loncha de jamón serrano partido en tiras finas
  • 1 puerro pequeño
  • 1 cebolla mediana dulce
  • 1 cucharada sopera de aove
  • 4 cucharadas de agua
  • 1 cucharada pequeña de vino blanco seco

Elaboración
Desgranar los guisantes obteniendo el fruto interior, las vainas se pueden utilizar para una crema o similar. En una sartén se pone el aceite y el puerro-cebollas picados menudos. Dejar pochar unos 6-8 minutos, se agregan los guisantes y el vino dejando que el alcohol evapore un par de minutos. Se integra el agua y se deja cocer a fuego lento unos 8 minutos. Terminamos incorporando el jamón, mezclando y dejando 1 minutos más para que el jamón aporte sus sabor y quede bien integrado en el conjunto. Se retira del fuego y se sirve en el mismo recipiente donde se han hecho.
Estos guisantes se los regalaron a mi cuñado Norberto de la Vega de Motril y me los dio para que yo los preparase a mi estilo. La cantidad que le dieron es mayor que la que reflejo porque tuve que utilizar la máquina de pelar habas y dio buen resultado. Hay que tener en cuenta que la cantidad se reduce al 50% una vez que nos quedamos con el fruto interno. Estaban muy cremosos y hay diferencia con los congelados indudablemente. Tengo guardada una cazoleta congelada para que los pruebe mi cuñado.

No hay comentarios: