Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 16 de septiembre de 2014

Salmorejo con sésamo















 Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 6 huevos duros al café, pueden ser normales, sin más
  • 1 cucharada de sésamo negro molido
  • 4 cucharadas de aove
  • 5 rebanadas de pan del día anterior (he usado integral)
  • 1 kg de tomate rojo en rama o pera, pero maduros
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 puerro y 1/2 cebolla
  • 1/2 cucharada de vinagre de manzana (opcional) 
  • sal al gusto

Elaboración
Echamos los tomates encima de las rebanadas de pan, previamente pelados y triturados, junto con el ajo picado y los dejamos un rato hasta que el pan quede empapado.
Lo ponemos esto en la batidora y le echamos un huevo duro, el vinagre, sal, el aceite (excepto una cucharada que dejamos en reserva), y la mitad del sésamo. Pasamos todo esto por la batidora hasta obtener la textura deseada, debe quedar suave y cremosa.
Mantendremos esta crema en el frigorífico hasta la hora de servir, por lo que debemos hacerlo con tiempo porque debe servirse fresco.
Montaremos individualmente cada plato o cuenco donde echamos el salmorejo colocando un huevo duro partido por la pitad o en trozos, al gusto, salpicado con un poco de sésamo y regado con un hilo de aove. Por supuesto que si ponemos un crujiente de jamón quedaría ideal.
Una fuente de antioxidantes maravillosa por la cantidad de tomate que lleva.

No hay comentarios: