Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 1 de enero de 2014

Bizcocho de boniato

Dificultad: fácil

Ingredientes para 10 porciones
  • 5 boniatos medianos asados
  • 4 cucharadas de azúcar moreno, algo menos si son muy dulces los boniatos
  • 1 cucharada de aceite de oliva v.e.
  • 4 huevos
  • 1 vaso de leche
  • 3 cucharadas de harina bizcochona, (que lleva integrada la levadura)
  • pizca de canela
  • 2 cucharadas escasas de un licor suave
  • para la cobertura de chocolate: 1/2 tableta de chocolate para fundir, 1 cucharada de mantequilla, 1 cucharada de leche y 1 cucharada de azúcar glas

Elaboración
Sacamos la pulpa de los boniatos y hacemos un puré, dejamos en espera. Batimos las yemas con el azúcar y el licor hasta obtener una crema esponjosa. Vamos agregando el aceite, la leche y la canela y mezclando. Se añaden las claras a punto de nieve ligero. Se va echando la harina poco a poco y moviendo, cuando esté totalmente integrada, agregamos los boniatos, procurando que quede un puré homogéneo. Preparamos un molde pasando una pizca de aceite y quitando el exceso con un papel de cocina, para desmoldar con facilidad. Agregamos en este molde el puré del conjunto de ingredientes.
Precalentamos el horno a 180º unos minutos e incorporamos el molde durante 50 minutos, hasta comprobar que esté bien cuajado y esponjoso. Dejamos que repose y cuando esté casi frío se desmolda y se sirve tal cual. 
Otra opción para los más amantes del chocolate es hacer una cobertura: fundimos el chocolate en el microondas unos segundos, se agrega la mantequilla hasta que se integre, añadimos el azúcar y la leche y hacemos una crema untuosa con la que vamos a untar todo el pastel con ayuda de una brocha. Se deja enfriar hasta que la cobertura endurezca.
De ambas formas quedará delicioso y podremos disfrutar de este tubérculo que está en todo su esplendor. Maravillosa fuente de vitaminas del grupo A, B, C y E.

No hay comentarios: