Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 3 de agosto de 2013

Salsa harissa















Dificultad: fácil

Ingredientes para unos 80 ml
  • 2 pimientos choriceros hidratados en agua durante unas horas
  • 1 pimiento rojo picante
  • 1/4 cucharada de pimentón ahumado
  • pizca de pimienta negra molida
  • 3 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 1 ajo picado
  • pizca de comino
  • pizca de cilantro, poco porque potencia mucho el sabor, (no es de mis condimentos preferidos)
  • pizca de sal
  • zumo de 1/2 limón
  • 2 cucharadas de tomate frito, puede ser de bote

Elaboración
En el vaso de batidora ponemos todos los ingredientes excepto los aceites, que los iremos incorporando poco a poco. El pimiento picante también se añade en 2-3 veces con objeto de comprobar si el picante es el que deseamos, más o menos, porque quizás resulte picante en exceso y la queramos algo más suave. Una vez trituramos todo, se va añadiendo el aceite al tiempo que se sigue triturando con objeto de conseguir una emulsión homogénea, justa en su espesor y textura. Comprobamos que el sabor nos agrada y es el que deseamos, o rectificamos con algún condimento más.
Esta salsa admite algunas variantes y podemos hacerla con una base pero a nuestro gusto, es una salsa
tunecina picante utilizada en tajines, cremas, cuscús, etc. Pero la que se compra en grandes superficies es sumamente picante, cuidado.

No hay comentarios: