Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 24 de mayo de 2013

Tarta de queso agrio con mermelada de fresa

Dificultad: fácil

Ingredientes para unas 8 personas
  • 1 bote de mermelada clara de fresa, (sin trozos)
  • 500 gr de queso batido natural, (es un poco agrio)
  • 4 quesitos en porciones
  • 1 bote pequeño de leche condensada
  • 1 vaso de leche, (he puesto semidesnatada, sólo porque es la que utilizo)
  • pizca de vainilla en polvo
  • fideos de caramelos para adornar, opcional
  • 4-5 huevos dependiendo del tamaño
  • 1 paquete de galletas de mantequilla, (puede ser simplemente del tipo María corriente)
  • 50 gr de mantequilla en pomada, (podemos poner unos segundos en microondas para ablandar, pero no líquida)

Elaboración
Trituramos las galletas hasta conseguir un polvo grueso, mezclamos con la mantequilla consiguiendo una pasta uniforme y forramos la base de un molde para el horno, se mete en el frigorífico un buen rato, 30 minutos mejor, mientras, preparamos un bol donde ponemos el queso, quesitos, huevos, leche condensada, vainilla y leche, pasando todos los ingredientes por el batidor hasta que quede todo bien mezclado y resulte una crema uniforme, ponemos el horno a 170º a calentar durante 10 minutos y ponemos una base de agua en la bandeja del horno donde vamos a colocar el pastel, sacamos el recipiente del frigorífico y con mucho cuidado para no despegar y romper la base se va echando el preparado de queso hasta completar, lo metemos en el horno y  lo dejamos durante 40 minutos hasta ver que esté bien cuajado, pasamos un pincho comprobando que sale limpio y será el momento de apagar el horno, dejando el pastel dentro unos minutos para que repose, se saca y se deja hasta que esté prácticamente frío para cubrir con la mermelada, si queremos, ponemos unos fideos de caramelo o se colocan en la porción individual, por supuesto se debe tomar bien frío el pastel y mejor de un día para otro que estará mas consistente y asentado.
Este pastel lo hice para el cumpleaños de mi hijo para celebrarlo con sus amigos, a lo tonto se ha llevado dos pasteles y dos celebraciones, qué bien.

No hay comentarios: