Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 15 de enero de 2013

Croquetas de bacalao y bacón















Dificultad: fácil

Ingredientes para unas 20 unidades
  • 1 paquete de bacalao desalado de unos 250 gr
  • 4 lonchas de bacón ahumado ibérico
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria en láminas finas
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 vaso de aceite de oliva v.e. para el sofrito
  • pizca de sal, pimienta blanca molida y nuez moscada
  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 1 vaso de leche
  • algo más de 1 vaso de caldo suave, puede ser de verdura 
  • 2 huevos batidos
  • un plato con pan rallado
  • abundante aceite de oliva v.e. para freír las croquetas

Elaboración
Ponemos una gran sartén con el aceite y doramos el ajo picado unos segundos, añadimos la zanahoria, el puerro y el pimiento también muy picados, dejamos un par de minutos que poche a fuego bajo para que no se queme, añadimos el bacalao desmigado en trocitos dejando 3-4 minutos, echamos el bacón en tiras muy finas quitando la parte del filo dura y el huesito que tiene cada loncha, mezclamos dejando un minuto para engranar todo, añadimos las harinas dando vueltas para que se integren y comiencen a perder el sabor propio de la harina, una vez bien mezclado se añade poco a poco el caldo dando vueltas para que no se formen grumos, terminamos añadiendo la leche moviendo y cuando comience la masa a despegar de las paredes del recipiente con facilidad, retiramos y pasamos a una fuente donde vamos a dejar reposar hasta que esté totalmente fría, para formar las croquetas que haremos al tamaño que más nos convenga, por eso la cantidad de unidades puede variar según la longitud y grosor que demos, formamos la croqueta pasamos por huevo y pan rallado y freímos por tandas, para que el aceite no se enfríe demasiado, podemos poner un cazo tipo medio lleno a la mitad de aceite, y freímos ahí con objeto de gastar menos aceite aunque se tarde algo más en terminar de freír todas. Para compensar harina y frito podemos acompañarlas con una buena ensalada bien completa que contrarreste las calorías de más.
Las he hecho redondas por dar una forma diferente a la tradicional croqueta.

No hay comentarios: