Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 12 de agosto de 2012

Almejas con salsa de caracoles















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 500 gr de almejas
  • 100 gr de almendras fritas
  • 2 pimientos verdes
  • 1 cebolla dulce
  • 4 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan frito
  • 2 tomates rojos
  • 1 hoja de laurel
  • pizca de pimentón dulce y picante
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 vaso de vino blanco seco, (Fino Manolo es el que siempre utilizo)
  • 1 cucharada de preparado de especies para caracoles, (o podemos hacer nuestro propio preparado personalizando el plato, usamos cilantro, comino, cayena, pimienta negra....al gusto)
  • 2 vasos de agua, (o casi 1 litro si lo queremos más líquido)

Elaboración
Ponemos una olla baja con el aceite y pochamos unos minutos los ajos, retiramos y ponemos en el mortero, en esa misma sartén podemos freír las rebanadas de pan y añadimos al mortero, añadimos una pizca de sal y las almendras y majamos este contenido hasta conseguir una pasta que dejamos en reserva, en la sartén ponemos la verdura picada y dejamos que se poche durante 15-20 minutos, no importa que se haga de más ya que lo vamos a triturar después, una vez pochado se añaden las especias y se dan vueltas para que queden bien mezcladas, echamos el vino y dejamos que este evapore, echamos el agua y dejamos durante 5 minutos, añadimos el contenido del majado dejando durante 15 minutos hasta que la salsa se reduzca bastante, pasamos este contenido por la batidora y volvemos a colocar al fuego donde añadimos las almejas bien lavadas y escurridas, que habremos tenido un rato en agua sal para que suelten la arenilla, dejamos durante 5-6 minutos hasta que se abran todas. He querido que las almejas queden en salsa más espesa pero el preparado admite menos cantidad de agua por si las queremos más caldosas.
Esta idea fue de un vecino que a su mujer le gustaba el caldo de caracoles pero no los caracoles, que es prácticamente mi caso, de cualquier forma en otro momento haremos algo parecido pero con caracoles que cambia el sabor por completo.

No hay comentarios: