Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 17 de abril de 2012

Choto al ajillo















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 1.5 kg de choto partido en trozos pequeños
  • 2 pimientos choriceros
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • ramillete de hierbas como el tomillo y romero
  • 2 hojas de laurel
  • 1 vaso de vino blanco amontillado
  • 1/2 lata de cerveza
  • 1 vaso de aceite
  • 2 cabezas de ajos
  • un buen puñado de almendras fritas
  • 2 rebanadas de pan frito
  • 1 pimiento picante
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera agridulce
  • sal-pimienta molida 
  • 4 cucharadas de agua

Elaboración
En una sartén grande y honda ponemos el aceite y freímos los ajos, la mitad sin piel y sueltos y la otra con cabeza entera, (puede ser una cabeza asada al horno), cuando estén dorados los escurrimos y reservamos, echamos las rebanadas de pan y freímos por ambos lados apartando junto con los ajos, mientras, ponemos los pimientos choriceros a macerar en el vino, añadimos la verdura troceada, dejamos pochar 6-8 minutos y retiramos para dar paso a la carne que habremos salpimentado previamente, dejamos que se dore bien moviendo de vez en cuando hasta que la carne se vea hecha por todos sitios, serán unos 10 minutos, añadimos las hierbas y demás aderezos, mientras se hace la carne, preparamos un majado en el mortero con los ajos fritos pelados, las almendras y el pan frito con una pizca de sal y 3-4 cucharadas de agua, esto es, hacer una pasta con el mortero y dejar listo para usar en su momento, volviendo al guiso añadimos el vino y cuando evapore, unos 6 minutos, se añade la cerveza dejando que evapore un poco, dejamos todo el guiso que se termine de hacer durante 15 minutos, (no hay que dejar mucho para que no se deshaga la carne del hueso, si el choto es pequeño necesitará poco tiempo, solo para que reduzca la salsa y trabe un poco), 5 minutos antes de terminar el choto se añade la pasta que teníamos en el mortero moviendo bien para que se conjugue choto y salsa, dejamos reposar unos minutos y listo.
Este plato es muy típico de nuestra provincia y podemos degustarlo de muchas formas y en muchas ventas y restaurantes.

No hay comentarios: