Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 12 de marzo de 2012

Migas integrales con bacón















Dificultad: fácil

Ingredientes para 6 personas
  • 2 barras de pan integral del día anterior
  • 5 lonchas de bacón ibérico ahumado
  • 2 pimientos verdes
  • 1 pimiento rojo
  • 6 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo seco
  • 1 vaso de aceite
  • sal y pimentón de la vera, (1 cucharadita dulce y 1/2 cucharadita picante)
  • 1/2 vaso de agua
  • 1 morcilla
  • una tira de longaniza seca

Elaboración
En un recipiente grande partimos el pan en trozos y lo regamos con el agua procurando que todo quede húmedo pero no empapado y acuoso, se tapa con un paño húmedo dejando un rato hasta que vayamos a usarlo, mientras, en una sartén grande ponemos el aceite y doramos los ajos partidos por la mitad, añadimos los pimientos, incluido el seco, partidos en tiritas con un poco de sal, dejamos durante 8-10 minutos para que se pochen y queden fritillos como nos gusten, añadimos el bacón en picado en tiras finas y doramos un poco durante un par de minutos, retiramos todos estos productos dejando sólo el aceite y añadimos el pan lo más picado posible, (al estar remojado resulta fácil), echamos un poco de sal y la mezcla de pimentón, moviendo hasta que el pan coja un color rojizo, es cuestión de ir dando vueltas con el rasero hasta que se vayan soltando y quedando menudas, no podemos dejar que pierdan toda la humedad porque quedarían muy resecas, cuando estén prácticamente acabadas añadimos todo el conjunto que teníamos en espera, (ajos, pimientos, bacón) y lo mezclamos todo bien para que se quede repartido. En una sartén pequeña vamos dorando la morcilla y longaniza troceadas dando vueltas para dorar y dejar la grasa que sobra, esto se sirve acompañando las migas pero sin mezclar para que no se deshagan, al menos la morcilla, el chorizo seco sí nos permite mezclar con las migas en trozos pequeños, esto es al gusto de cada uno. Por supuesto si es época de melón quedan perfectas con unos trocitos o algunas uvas.
He utilizado pan integral porque es el que habitualmente comemos en casa y a pesar de comprar sólo una barra hay días que nos sobra bastante, sobre todo los fines de semana que salimos más, y el resultado ha sido muy acertado porque estaban muy buenas.

No hay comentarios: