Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 7 de enero de 2012

Cocido con chorizo















Dificultad: fácil

Ingredientes  para 5 personas

Caldo
  • 1 hueso de jamón
  • 1 trozo de jamón
  • 1 hueso de tuétano
  • 1 hueso en salmuera
  • 1 trozo de carne magra
  • 1 trozo de pollo
  • 1 trozo de tocino ibérico ahumado
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate maduro
  • 1 cebolla
  • 2 ramas de apio
  • 2 ramas de hinojo
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 3 litros de agua

Elaboración
En una olla grande a presión vamos a poner todos los ingredientes y dejamos cocer por espacio de 2 horas hasta obtener un buen caldo, pasada una hora retiramos el tocino, la carne y pollo reservando para que no se deshaga y seguimos el resto de cocción con todo los ingredientes, llegado el momento colamos y reservamos el caldo desechando el resto, (se puede poner a presión para tardar menos).  

Resto del cocido
  • 500 gr de garbanzos lechosos, (en remojo 24 horas antes)
  • 2 patatas medianas
  • 1/4 kg de judías verdes
  • 4 ruedas gruesas de chorizo ibérico

Elaboración
Ponemos a calentar nuevamente el caldo pero sólo la mitad, el resto lo guardamos para una sopa (colado y desgrasado), añadimos las patatas peladas pero enteras, las judías troceadas sin hebras laterales y los garbanzos, (escurridos del agua donde han engordado), cerramos la olla a presión y desde que sale el pirindolo dejamos 30-35 minutos, mientras, cocemos durante unos minutos el chorizo troceado con un poco de agua para que suelte la grasa, escurrimos echando los trozos a los garbanzos una vez retirado para que quede integrado, troceamos el tocino y el jamón para poner en los platos a quien guste así como unos trozos de chorizo por comensal.
Nos va a sentar estupendamente después de tanta comida copiosa de estos días, y nos dejará el estómago relajado para empezar el nuevo año de una forma sana que teníamos descuidada por los excesos de esta época, donde hay tantos manjares deliciosos pero menos sanos.

No hay comentarios: