Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Flan de mandarina















Dificultad media

Ingredientes para un flan mediano
  • 1 kg de mandarinas
  • 1 vaso de azúcar, (un poco menos si no lo queremos muy dulce)
  • 5 huevos
  • almíbar
  • 1 vaso de agua
  • pizca de canela y vainilla

Elaboración
Ponemos una olla con el agua, la canela y vainilla y 1/4 de vaso de azúcar, vamos a echar las mandarinas peladas lo más limpias posibles de la piel blanca para que no amarguen. Reservamos 2 mandarinas para adornar. Ponemos los ingredientes a cocer entre 15-20 minutos, se retira y se deja enfriar. Mientras, ponemos las dos mandarinas reservadas en gajos a cocer durante 6-8 minutos en el almíbar, retiramos y dejamos enfriar, se utilizarán para adornar el flan.
En un vaso de batidora echamos el preparado de mandarinas y hacemos un puré, añadimos el resto del azúcar y los huevos y seguimos batiendo, todo esto se echa en una flanera o similar y lo metemos en el horno al baño María, (consiste en una bandeja con un fondo de agua, que llegue a menos de la mitad del recipiente), tendremos el horno previamente caliente, dejaremos durante 40-45 minutos, siempre dependerá del tipo de horno, comprobamos pinchando con un palillo y que este salga limpio sin restos. Se apaga el horno y con la puerta entreabierta dejamos que repose antes de sacarlo, no se debe desmoldar hasta que no esté atemperado, podemos ayudarnos con un cuchillo de punta roma, marcando el borde del recipiente, ponemos el plato o fuente donde se va a servir y damos la vuelta con cuidado.
Adornamos con los cascos de mandarina previamente escurridos del almíbar e incluso, podemos usar parte de ese almíbar para dar unas pinceladas por toda la superficie del flan para dar más brillo.
Es un flan que tiene el sabor ácido del cítrico y el dulce del almíbar que está muy rico. Y aunque tiene algo más de calorías que si tomamos la fruta sola, no olvidemos que tiene bastante vitamina C aunque pierda algo al cocinarse.

No hay comentarios: