Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Besamel















Dificultad: fácil

Ingredientes
  • 4 cucharadas de aceite
  • 3 cucharadas colmadas de harina (siempre uso integral que no queda tan fina pero tiene más fibra y es mejor, y si se tamiza queda perfecta)
  • 2 vasos de leche
  • sal, pimienta molida y nuez moscada

Elaboración
En un cazo ponemos el aceite y cuando está caliente añadimos la harina dando vueltas para que no se pegue pero dejando que se dore para que no sepa a harina cruda, se añade una pizca de sal-pimienta y nuez moscada, seguidamente echamos la leche moviendo para intentar que no se formen grumos y dejamos que se espese, si quedan grumos pasamos la batidora en ese mismo cacharro y hacemos que la salsa quede homogénea, se rectifica de sal si hace falta y podemos dejar más o menos espesa según para que la queramos, esto se consigue con más o menos leche, siempre mejor añadir que es más fácil aclarar que espesar, sobre todo porque añadir harina dejaría un gusto no muy agradable a harina cruda. Podemos añadir un par de quesitos en porciones y nos darán una salsa más untuosa y con un sabor más delicado.
Como casi todo, podemos encontrar la béchamel hecha pero es mejor la nuestra ya que nos evitamos los conservantes que ya tomamos demasiados  en otros productos y sólo tardamos unos minutos en hacerla.

No hay comentarios: