Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Albóndigas encebolladas

Dificultad media

Ingredientes para 6 personas
  • 1 kg de carne de ternera picada
  • 3 huevos
  • 3 lonchas de pan de molde mojados en leche
  • harina para liar
  • aderezo para la carne: sal, perejil, orégano, tomillo, ajo en polvo y nuez moscada (aderezos al gusto)
  • abundante aceite para freír, aove
  • 3-4 cebollas dulces 
  • 3 dientes de ajo
  • 1 puerro 
  • 1/2 vaso de vino blanco seco
  • 1 vaso grande de agua
  • 5 cucharadas de aove
  • 1/2 kg de salsa de tomate

Elaboración
Aderezar la carne, echar el pan con leche, los huevos y mezclar el conjunto hasta que todo quede bien repartido. Hacer bolas del tamaño deseado y pasar levemente por harina. Freír en aceite caliente unos minutos. Se van retirando y dejando en una fuente.
Pochar, las cebolla, ajos y puerro, todo picadito en las 5 cucharadas de aceite. Utilizar una amplia y honda sartén o similar. Incorporar el vino y mantener unos minutos que evapore el alcohol. Echar el tomate y dejar que se mezcle. Incorporar agua y mantener hasta que reduzca, unos 15 minutos. Incorporar las albóndigas apartadas y mover con cuidado para que se impregnen del preparado. Dejar unos 6-8 minutos para que las albóndigas terminen de hacerse al tiempo que adquieren color, sabor y aroma de todo el conjunto.
Para los más delicados se puede pasar la salsa (antes de incorporar las albóndigas), para obtener una fina salsa sin la textura del pochado, aunque para mí eso es un error, pero admito que para los niños quizás sea acertado. Casi mejor triturar y así obtendremos un buen resultado con todos sus nutrientes (aunque el color cambia).

No hay comentarios: