Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 20 de febrero de 2016

Judías al azafrán

 













Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 500 gr de judía blanca de tamaño medio, puestas a remojo unas 6 horas
  • unos trozos de chorizo, tocino ibérico y costillas de cerdo
  • sal, granos de pimienta, laurel y unas hebras de azafrán 
  • algo más de 1 litro de agua
  • 1 cebolla y 1 cabeza de ajos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva v.e.

Elaboración
En una olla grande y ancha poner el aceite y dorar la cabeza de ajos partida por la mitad (en circunferencia). Dejar unos minutos para que los ajos suelten su aroma en el aceite. Incorporar la cebolla picada y mantener 6 minutos hasta que esté transparente. Añadir las hebras de azafrán un poco machacadas y dejar un par de segundos que se tuesten. Inmediatamente agregar el resto de ingredientes, agua y judías. El agua debe cubrir las judías y un poco más.
Asustar en varias ocasiones. Es decir cuando vayan a comenzar a hervir se agrega un poco de agua fría para interrumpir la cocción,  eso unas tres veces. Finalmente poner a fuego mínimo y tapar en su último comienzo de hervir. Así las mantendremos como mínimo 1 hora. Comprobar que la habichuela o judía esté tierna y retirar del fuego.
Dejar reposar tapadas. Este guiso suele estar mejor de un día para otro porque adquiere más consistencia.
La materia prima es fundamental, es decir si la judía es buena saldrá un guiso extraordinario, cremoso y fino al paladar, de lo contrario quedarán unas duras, otras menos y pellejudas.
El azafrán nos va a ayudar en las digestiones, favorece que no se formen piedras vesiculares, es antiespasmódico para aliviar los síntomas menstruales... Es caro pero el resultado en los guisos es único y especial.
Consejo: chorizo cocer unos minutos en microondas antes de incorporar al guiso para dejar fuera el exceso de grasa que suelta. Y desgrasar el guiso cuando sea necesario.

No hay comentarios: