Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 4 de mayo de 2015

Vestido de gitana reciclado

Un antes y un después de un vestido de gitana. Hace muchos años que compré un lindo traje de gitana para mi hija Beatriz. Y hace unos días me dijo que porqué no le hacía uno para la feria de abril de Sevilla. Yo no soy modista ni experta en costura pero sí me gusta, tengo interés y soy decidida. Pensé que podíamos tunear su vestido de juventud que era muy bonito, hacer una transformación total a ver que tal resultaba. Me puse manos a la obra, y como imaginación no me falta, descosí, desmonté, corté y transformé...
Coincidiendo que había llegado a mi poder una información de Julia, profesora de corte y confección, pensé que sería el momento de apuntarme para que me corrigiese y orientase en los posibles fallos. Así ha sido, a pesar de haber ido en sólo dos ocasiones a clase, la experiencia ha sido positiva y gratificante.
Este traje tiene mérito porque sólo se lo probé una sola vez a mi hija. Cuando ha venido a recogerlo estaba todo hecho, era demasiado que le estuviese perfecto sin más. He tenido que corregir un poco, descoser y volver a coser. Hubiese sido una perfección de haberle hecho un par de pruebas antes de terminarlo. Finalmente se llevó el traje, con flor y bolso a juego, ¿qué más se puede pedir? Ella estaba muy contenta de ver lo guapa que estaba y que iba a pasar unos días luciéndose por el real de la feria en Sevilla. Me he dado una buena paliza con el dichoso reciclado de faralaes pero me gusta el resultado una vez acabado. Un último esfuerzo con la plancha para dejarlo en condiciones óptimas para lucirlo. A ver como lo trae después del jolgorio. Espero que lo disfrute y me lo pague dándome un masaje en cuello y espalda que falta me hace, me ha dejado lista. Cuántas cosas haría si no estuviese tan fastidiada... de momento esto es lo que hay. Entre ambas fotos han pasado unos 15 años para todos, incluido el vestido, ¡madre mía!

2 comentarios:

Bge dijo...

Como resultado un maravilloso traje que nos encantó a todos especialmente a mí, que fuí la persona que lo disfrutó en la feria de Sevilla del 2015.

¡¡Gracias Mami!! eres la mejor en todos los aspectos.

Loli Estévez dijo...

Me alegro que te gustase y del resultado. Con ese cuerpo ya se puede lucir cualquier cosa. guapisisisima