Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Carpaccio de gambas















Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 6 uds de gamba blanca
  • zumo de 1 lima y un poco de ralladura de la lima
  • 1/2 cucharada de zumo de naranja
  • 2 cucharadas de aceite de oliva v. e.
  • un toque de sal en escamas
  • pizca de pimienta negra molida
  • un poco de cebollino muy picado, casi polvo

Elaboración
Abrimos las gambas por la mitad a lo largo con cuidado de no romperlas y quitamos la tripa que está en medio para que no amargue. En un poco de papel film se colocan todas las mitades y se tapan con un poco más de papel film. Pasamos por encima el rulo de amasar o cualquier cosa que aplaste suavemente las gambas para que queden bien finas.
Con mucho cuidado se depositan en el  plato donde se van a servir retirando el papel cuidadosamente. Lo regamos con los zumos y dejamos un buen rato en el frigorífico, para que la gamba deje de ser transparente y comience a estar blanquecina. En el momento de servir se adereza con sal-pimienta, cebollino y el aceite.
Quien sea amante de los alimentos crudos, seguro que va a disfrutar con este sencillo y sabroso preparado. Aunque se recomienda que la gamba sea fresca, para esta receta yo la he congelado porque prefiero evitar en la medida de lo posible, todo lo referente al anisakis y similares.

No hay comentarios: