Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 20 de octubre de 2014

Estofado de cerdo al vino tinto

Dificultad media

Ingredientes para 5 personas
  • 500 gr de carne de cerdo, entre cinta de lomo y cabezada
  • 2 patatas grandes tipo agria
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada grande de almendra laminada
  • 4 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino tinto, un buen crianza de la Rioja no estaría mal
  • 3 cucharadas de vino blanco seco
  • sal y pimienta negra molida 
  • un pellizco de tomillo y otro de perejil
  • 3 cucharadas de tomate frito o concentrado de bote
  • 2 vasos de agua, (puede ser un caldo suave de carne o mezcla de caldo y agua)
  • 6 cucharadas de aceite de oliva v.e.

Elaboración
Preparamos una olla baja y ancha donde ponemos el aceite y agregamos los ajos enteros, dejaremos unos segundos para que el aceite se aromatice. Añadimos la carne partida en trozos no muy grandes, como de bocado, que previamente hemos salpimentado.
Dejaremos que la carne se selle por todos lados durante unos minutos hasta que esté bien dorada, incorporamos la cebolla partida a groso modo y manteniendo unos segundos que se dore junto con la carne. Aderezamos con las hierbas y las almendras vomiendo el conjunto. Echamos los vinos que dejaremos 3-4 minutos que el alcohol se evapore e incorporamos el agua. Tendremos 5 minutos el recipiente destapado para que vaya reduciendo el caldo, y después tapamos y dejamos a fuego medio-bajo para que se vaya haciendo la carne lentamente, vamos a tener el guiso al unos 20 minutos. Pasado dicho tiempo se incorporan las patatas partidas en trozos irregulares medianos. Echamos un  poco de sal y el tomate concentrado dejando unos 15 minutos hasta que la patata esté tierna,  Movemos un par de veces en vaivén para que se mezcle todo al tiempo que se engrana y espesa la salsa. Deberá quedar un plato con un punto de espesor para que la salsa esté proporcionada.
Hemos de tener buen cuidado que no se pase el tiempo de cocción de las patatas porque quedarían desechas, casi en puré, el tiempo va a depender bastante del tipo de patata, habrá que pincharlas comprobando si están tiernas pasados 15 minutos de haberlas echado, si le falta un poco más, podemos dejarlas unos minutos y se terminarán de hacer con el propio calor del guiso una vez retirado del fuego.
También podemos suprimir la parte de las patatas y hacerlas simplemente fritas para acompañar, aunque esto suma algo más de calorías.

No hay comentarios: