Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 9 de octubre de 2014

Bizcocho borrachuelo

Dificultad media

Ingredientes para un bizcocho
  • 60 ml de aceite de girasol mezclado con un chorrito de oliva v.e.
  • 60 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 260 gr de harina de repostería
  • 1 sobre de levadura
  • 3-4 huevos, dependerá del tamaño
  • un toque de: jengibre, canela, vainilla azucarada y pimienta negra molida
  • 1 cucharada de colacao para el molde, mejor que harina
  • un puñadito de pasas de corinto y otro de arándanos rojos, con una cucharada de vino dulce y otra de agua donde dejamos un buen rato que se hidraten
  • almíbar: 2 cucharadas de azúcar moreno, 2 clavos de olor, un trozo de vainilla, 1 copa de brandy, 1/2 copa de ron añejo de caña y 1/2 copa de anís semidulce (podemos usar los licores al gusto o de los que dispongamos) 

Elaboración
Preparamos en un bol las claras montadas a punto de nieve. En otro bol echamos las yemas y el azúcar moviendo hasta que se forme una crema blanquecina, y vamos incorporando e integrando los ingredientes en este orden: aceite, leche, harina junto con levadura, moviendo de forma envolvente hasta completar su conjugación.
Terminamos echando las claras montadas y moviendo hasta que la crema quede lisa y homogénea. Preparamos un molde donde echamos el colacao (puede ser harina), procurando que se reparta por todo el recipiente y tirando el exceso, es sólo para que el bizcocho se pueda desprender con facilidad del molde. Incorporamos los frutos hidratados con su propio jugo y volvemos a mezclar para repartirlos, echamos todo el conjunto al recipiente preparado, procurando que se asiente bien, dando unos golpecitos al cacharro para que la masa quede bien asentada.
Tendremos unos 10 minutos el horno previamente funcionando para que cuando pongamos el bizcocho esté a una temperatura adecuada. Empezamos a 180 º y pasados unos minutos bajamos la temperatura a 160º manteniendo hasta completar la cocción que será unos 45 minutos, aunque como siempre digo, es fundamental el tipo de horno y conocerlo para saber calcular bien el tiempo. No abrir antes porque el bizcocho cae. Una vez comprobado con un palillo que está bien cuajado, se apaga el horno y con la puerta entreabierta se deja reposar 5 minutos. Sacamos y esperamos que se atempere un poco para desmoldar y emplatar.
Mientras, habremos preparado el almíbar dejando que se enfríe un poco para poder pincelar el bizcocho, con una brocha de silicona pintamos varias veces el bizcocho para que el jugo penetre  quedando brillante y bien calado.  

No hay comentarios: