Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Rebanadas de pan al horno















Dificultad: fácil

Ingredientes, el pan que tengamos
  • pan atrasado partido en rebanadas de 1cm o poco más
  • ajo en polvo y orégano o perejil picado
  • unas gotas de agua

Elaboración
Tenemos en horno encendido a unos 170º unos 5 minutos para que esté caliente. Colocamos las rebanadas de pan en la bandeja del horno y regamos levemente con unas gotas de agua, se echa un poco de ajo molido y perejil u orégano, incluso podemos poner mitad y mitad para comprobar cual nos gusta más. Introducimos la bandeja en el horno y la dejamos hasta que el pan quede bien tostado y se deshidrate.
Quedarán unas tostas crujientes que podemos utilizar para cualquier cosa. Untadas con paté, quesos, pimientos, anchoas... o simplemente como pan para comer.
Una vez fríos se guardan en bote hermético para que se mantengan crujientes más tiempo. Es una forma de aprovechar el pan que nos queda y disponer siempre de pan tostado. 
Un secreto de Ricardo del restaurante La Leñera, de los que siempre tomo buena nota.

No hay comentarios: