Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 11 de junio de 2014

Bizcocho de zanahoria americano

Dificultad media

Ingredientes para un bizcocho
  • 4 zanahorias
  • 1 vaso de agua
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de salvado de trigo
  • 1 sobre del tigre (gasificante) y la punta de una cuchara de bicarbonato
  • 2 tazas de azúcar blanca
  • 1 1/2 taza de leche semidesnatada
  • 1 cucharada de vainilla azucarada
  • 4 huevos
  • 1 taza de aceite de girasol y una cucharada de aove
  • para la cobertura: 4 onzas de chocolate blanco, 1/2 cucharada de cacao puro en polvo, 2 cucharadas de cacao normal y 2 cucharadas de leche

Elaboración
Raspamos, lavamos y troceamos las zanahorias, dejaremos unos trocitos para adornar el pastel. Se ponen en un cazo con el agua y las dejamos cocer durante 12 minutos. Se escurre la mayor parte del agua dejando un mínimo para poder triturarlas sin dificultad y reservamos. Mientras, ponemos dos boles donde pondremos en cada uno los ingredientes líquidos por un lado y los secos por otro. Es decir, en un bol echamos los huevos bien batidos (se pueden montar un poco las claras antes de mezclarlos), añadimos el azúcar, vainilla y movemos hasta obtener una pasta blanquecina, se agrega el aceite hasta que se integre e igualmente con la leche. En el otro bol ponemos la harina y el salvado mezclando hasta quedar compenetrados totalmente, agregaremos el sobre del tigre y el bicarbonato y mezclamos el conjunto. Este preparado lo agregamos al del otro bol y vamos integrando poco a poco. Debe quedar una masa homogénea y cremosa, libre de grumos. Finalmente se echa el batido de zanahoria moviendo nuevamente todo para que quede bien repartido. 
Se unta un molde con unas gotas de aceite, se pasa una servilleta para que quede todo impregnado y una pizca de cacao, moviendo para que se adhiera por todo el molde y sacudimos para retirar el exceso. Echamos la crema y lo asentamos bien dando unos golpes al recipiente sobre la encimera. Mientras, tendremos el horno a 200º durante 8-10 minutos calentando, se coloca el preparado hacia la mitad del horno y no abriremos la puerta hasta pasado al menos 45 minutos, para pinchar y comprobar que está hecho o dejaremos 10 minutos más. La temperatura se bajara a unos 180º pasados los primeros 10 minutos.
Una vez terminado el proceso se deja reposar un rato el bizcocho y se desmolda. En ese momento tendremos la cobertura lista para untar todo el pastel. Para ello habremos puesto unos segundos el chocolate y la leche a calentar en el microondas, se agregan el resto de ingredientes hasta que quede un líquido espeso pero fácil de pincelar con una brocha de silicona. Terminamos adornando a nuestro gusto. 
Ya tengo varios pasteles, bizcochos de zanahorias pero cada cual tiene su particularidad, no son iguales y este es una receta muy americana y que está francamente buena, es uno de los bizcochos más típicos y de renombre del otro lado del charco.

No hay comentarios: