Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 31 de mayo de 2014

Macarrones con queso verde















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 500 gr de macarrón rallado, cualquier variedad estaría bien
  • 50 gr de queso verde
  • 2 pimientos verdes
  • salsa de tomate frito, si no disponemos de una casera, usaremos la más parecida posible
  • pizca de sal, pimienta blanca y orégano
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aove
  • 1 trozo de lomo adobado
  • 1 trocito pequeño de longaniza seca
  • agua abundante con un poco de sal, unas gotas de aove y orégano para cocer los macarrones

Elaboración
Ponemos la olla con el preparado de agua y cuando empieza la ebullición se añaden los macarrones moviendo para que no se peguen unos con otros, podemos usar una pala de madera y cuando empiezan a ablandar los dejamos unos 8 minutos, deben quedar al dente, no pasados, se escurren del agua y se pasan por agua fría para que estén listos cuando vayamos a utilizarlos.
Si los fuésemos a comer en ese momento no haría falta pasarlos por el agua fría, simplemente se añadiría la salsa, queso y mezclamos.
Mientras tanto, ponemos una sartén con el aove y añadimos los ajos picados, unos segundos después los pimientos troceados, dejamos unos 6 minutos que se pochen un poco, se agrega la longaniza en ruedas de 2 cm, se adereza con sal, pimienta y orégano y agregamos la salsa de tomate, dejamos unos 5 minutos más para que se complementen todos los ingredientes. Se agrega el lomo partido en trozos pequeños y mezclamos bien, se agregan los macarrones y dejamos un par de minutos, justo para que se calienten al tiempo que se integran en el sofrito. Terminamos sirviendo en el plato echando una pizca de orégano y el queso verde desmigado, se pueden gratinar unos segundos para que quede el queso fundido en costra.
Los macarrones siempre resultan ricos y es un plato socorrido al que podemos poner y quitar ingredientes al gusto. Estos están muy ricos sobre todo para los amantes del queso verde o de este tipo de quesos con sabor potente.

No hay comentarios: