Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 13 de mayo de 2014

Lentejas con alcachofas















Dificultad: fácil

Ingredientes para 6 personas
  • 500 gr de lenteja castellana
  • 6 alcachofas medianas, de la Vega de Granada a ser posible
  • un trozo de calabaza roja
  • 1 trozo de jamón serrano, una punta
  • 1 tomate rojo maduro
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • agua suficiente para mantener las lentejas cubiertas y hacer el caldo
  • aderezos: 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, 2 clavos de olor, 1/2 cucharada de pimentón de la Vera dulce, 1 pimiento seco y 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aove

Elaboración
Ponemos las lentejas en remojo un buen rato antes de hacerlas, 1 hora aproximadamente. En una olla amplia se pone el aove y se rehoga la cebolla cortada a groso modo unos segundos. Agregamos  las zanahorias en ruedas de unos 3 cm, la calabaza en trozos grandes, el tomate partido por la mitad, jamón y todos los aderezos. Damos unas vueltas a todos estos ingredientes y añadimos algo más de 1 litro de agua. Deberemos dejar alrededor de 1 hora, para hacer un buen caldo, primero a fuego vivo hasta que comienza a hervir, se reduce la temperatura y se deja con una tapadera entreabierta, deberá reducir un poco antes de proceder a sacar los trozos de calabaza y apartarlos. El resto puede quedarse aunque quede muy pasado porque incluso se puede dar un toque de batidora para concentrar aún más el contenido. Escurrimos las lentejas y las agregamos al preparado junto con las alcachofas partidas en cuartos o por la mitad, previamente limpias y quitadas las puntas y hojas más duras. Dejaremos cocer durante 30 minutos, o controlando el punto de la lenteja  hasta que estén tiernas. Si necesita algo más de caldo se agrega un poco de agua caliente. No deben quedar muy caldosas pero tampoco excesivamente espesas. Unos minutos antes de retirar volvemos a integrar los trozos de calabaza para que se calienten y poder servir el plato, que deberá quedar compuesto por: lentejas, alcachofas, calabaza y un trocito de jamón.
Si las alcachofas son muy tiernas bastará con añadirlas 10 minutos antes de finalizar la cocción de la lenteja porque todo el proceso puede dejarlas muy pasadas, y queremos una textura blanda pero íntegra y que aporte el sabor suficiente a la lenteja.

No hay comentarios: