Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 11 de marzo de 2014

Pollo trufado con puré















Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 2 filetes gruesos de pechugas de pollo
  • unas láminas finas de trufa negra, por ejemplo de Teruel 
  • sal, pimienta rosa molida, 1 cucharada de aove
  • un cuenco de ajo atao, o puré de patatas rápido para acompañar

Elaboración
Preparamos el pollo metiendo unos pequeños trozos de trufa por medio, con ayuda de un cuchillo hacemos unas mínimas incisiones en la carne donde depositamos los trozos de trufa, terminamos aderezando la superficie de los filetes con sal y pimienta. Ponemos una plancha o sartén donde colocamos el aceite y cuando se caliente colocamos la carne marcando unos minutos por cada lado, dejamos 2-3 minutos a fuego suave para que se haga bien por dentro. En los últimos instantes echamos en la superficie de los filetes unas laminillas finas y pequeñas de trufa dando el último toque. Acompañamos esta carne con un poco de puré de patatas o similar.
Cada vez se cultivan más hectáreas de trufa negra en muchas zonas de España, se exporta a todo el mundo, para grandes platos en las mejores cocinas, muy apreciadas por grandes chef. Aunque sigue siendo un manjar caro, podemos acceder a él aunque sea una pequeña cantidad y usar tan sólo para aromatizar algunos preparados dándoles un toque especial, nos durará bastante y sacaremos un gran rendimiento. Se puede conservar en el congelador a en aceite de oliva, aunque lo mejor es consumirla fresca y en pocos días.

No hay comentarios: