Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 20 de enero de 2014

Tensión emocional en el Hospital Virgen de las Nieves

Unos días antes de la recién pasada Navidad, tuve que ir a la consulta de hipertensión porque andaba con la tensión bastante alta. Después de hacer unas pruebas y poner un holter, etc, se concluyó que la tensión era emocional, y no me aconsejaban un tratamiento específico, sólo tratar de no ponerme nerviosa, aunque esto es casi imposible porque soy bastante nerviosa por naturaleza, y aún más cuando algo me supera. A la vuelta todo sigue igual, mucho trabajo, poca gente para realizarlo, mucho estrés y todas las mañanas moviditas. Quiere decir que la tensión así es difícil que se controle. Lo peor, es que no es un caso aislado el mío, hay bastantes compañeros con el mismo problema.
Con el rollo de la crisis el personal asume enfermedades, bajas por enfermedad, jubilaciones. El personal cada vez más viejo y no reponen savia nueva. A la vuelta de unos años, va a parecer que estamos en un  geriátrico pero somos los trabajadores de la empresa. Qué locura.
Lo que debería hacer al menos, la consulta de medicina preventiva o el departamento de salud laboral, es un estudio al respecto porque no es normal que en un departamento haya tanta gente con el mismo problema.
Por otro lado, la consulta de hipertensión, estupenda, la enfermera, Conchi, haciendo el trabajo de dos personas, a dos bandas, una y otra consulta, sin parar, pero siempre agradable y sonriente, el médico que me atendió encantador, cordial y amable. Así da gusto. Aunque mejor no tener que ir a ninguna consulta, pero si hay que ir... al menos con gente agradable y que estés cómoda, que no tengamos que decir, después de jodido apaleado.

2 comentarios:

Marichel dijo...

Muy bien Loli.Lo has descrito perfecto.Menos mal que yo ya no estoy, aunque lo siento por los que aún estais allí.

Loli Estévez dijo...

Pues seguimos liados con tensiones disparatadas. Unos y otros siempre tenemos el aparato de la tensión funcionando. ¿por qué será?