Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 20 de agosto de 2013

Gambas rojas de Almería

Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • unos 800 gr de gamba roja de Almería
  • cocidas: agua para cubrirlas, sal, pimienta grano y poco de laurel. 
  • pilpil: aceite de oliva v.e. para cubrirlas, pizca de sal, perejil picado y guindilla

Elaboración
Prepararemos unas pocas cocidas y otras al pilpil para ver la diferencia entre unas y otras en sabor y texturas.
Ponemos el agua con sus ingredientes a cocer y cuando el agua está en ebullición, se meten las gambas dejándolas hasta que el agua vuelva a ebullición, en ese momento se retiran y se escurren de ese agua, pasando por el chorro de agua fría y añadiendo unos cubitos de hielo, para que la carne quede apretada, pasados unos minutos se escurren, se colocan en un plato o fuente, y se envuelven en papel film metiendo en el frigorífico si no se consumen en ese momento.
El resto se pelan y se colocan en una cazuelilla de barro, se añade la guindilla, una mínima cantidad de sal, (o ninguna), y se espolvorea de perejil cubriendo con el aceite. Se ponen al fuego hasta que empiezan a hervir y se retiran pasados unos segundos, se sirven tapando el cacharro mientras se llevan a la mesa, con cuidado de no quemarnos y para que no salpique el aceite.
Un material muy fresco y riquísimo, sin ningún olor ni sabor al compuesto que echan para su conservación.

No hay comentarios: