Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 8 de mayo de 2012

Tarta de la madre con mascarpone















Dificultad media

Ingredientes para una tarta
  • 1 paquete de galletas tipo María corrientes
  • 200 gr de queso mascarpone
  •  3 cucharadas de leche condensada
  •  tableta de chocolate blanco
  • 3 cucharadas de confitura de cereza
  • 1/2 tableta de chocolate para fundir
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo
  • 1/4 de tableta de chocolate negro
  • 1 litro de leche semidesnatada, (es la que yo utilizo, puede ser entera)
  • 3 cucharadas de azúcar glas
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas de fécula de maíz, (maizena)
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 chupito de licor Grand Marnier, (opcional, puede ser otro o ninguno)
  • 1 cucharada grande de mantequilla sin sal

Elaboración
En una taza fundimos el chocolate blanco con 3 cucharadas de leche en el microondas y añadimos después una cucharada de leche condensada, cuando esté bien disuelto, lo ponemos en la fuente para el pastel como base. Preparamos un bol grande donde ponemos un vaso de leche con el licor, la canela y una cucharada de azúcar glas y en este preparado vamos a mojar las galletas levemente que no empapen mucho, y las colocamos encima de la base de chocolate. Diluimos la confitura de mermelada con una cucharada de leche condensada y dos de leche, hacemos una salsa ligera que la echamos encima de las galletas ya colocadas, y encima otra capa de galletas caladas, donde iremos poniendo crema y galletas alternativamente.
Para hacer la crema pastelera pondremos el resto de leche a hervir, excepto un vaso donde vamos a disolver la fécula procurando que no queden grumos, echamos los huevos batidos y el queso mascarpone a la leche que se está calentando, procurando que no se cuajen los huevos, mantendremos el fuego a temperatura baja y moviendo continuamente, agregamos la leche con fécula y seguimos moviendo hasta que espese. Añadimos parte de esta crema a las galletas y seguimos alternando capas de galletas y crema hasta completar el pastel, terminando con una capa de galleta.
Pondremos un bol con el chocolates negro, 2-3 cucharadas de leche, otra de leche condensada y la mantequilla, metiendo unos segundos en el microondas para mezclar todo, movemos hasta que esté integrado y cremoso, esto será la cubierta del pastel. Una vez fría espolvoreamos con el cacao y el resto de azúcar glas, debemos ponerla en el frigorífico tapada con papel film y comerla al día siguiente que está mejor.
Lo bueno que podemos decir de este pastel es lo rico que está y que para un día tan especial como hoy, qué menos se merece una madre que poder disfrutar de este pequeño placer con su familia y quitarse el estrés de esta manera tan sencilla, aportando una buena ración de calcio, amén de las calorías, pocas según la porción.
Repito tarta para un cumpleaños con la variante de sustituir el azúcar glas por virutas de chocolate blanco. Como se suele decir, "en la variedad está el gusto".

No hay comentarios: