Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 17 de octubre de 2011

Jalea de membrillo

Dificultad: media

Ingredientes para unos cuantos tarros
  • 1 litro de jugo de membrillos
  • 900 gr de azúcar

Elaboración
Normalmente se utiliza el membrillo para hacer carne y la piel y el corazón se cuecen para hacer la jalea, en esta ocasión voy a utilizar el membrillo entero partido en varios trozos para hacer la jalea. Ponemos una olla grande con los membrillos bien limpios y cubiertos de agua, dejando cocer bastante tiempo para que salga todo el jugo del membrillo, se cuela el líquido que es lo que vamos a utilizar, tiene que estar muy limpio, si hace falta se cuela dos veces, ponemos la misma cantidad de líquido que de azúcar o un poco menos de azúcar, y mezclamos ambos en una olla dejando que empiece a hervir y bajando el fuego para dejar unos 30 minutos, hay que tener cuidado no se pase y pierda la pectina de la fruta que entonces no cuajaría, el secreto es dar el punto exacto para que quede como la gelatina, si nos pasamos se hace caramelo y si nos quedamos cortos se queda líquida, aunque de esta forma tendría arreglo poniéndola nuevamente al fuego 5-10 minutos más. Aunque las primeras veces cuesta dar el punto, no es muy difícil, vamos a usar una cuchara de madera para mover frecuentemente, pasados los 30 minutos comprobamos el punto  echando la última  gota que queda en la cuchara sobre un plato, deberá resistir a caer y quedar fija una vez en el plato sin deslizarse, ese será el punto exacto para apagar el fuego y repartir la jalea en los recipientes que tengamos preparados.
Está sumamente deliciosa para las tostadas de aceite o mantequilla o sola, y aguanta mucho tiempo en el frigorífico.
Este año me han obsequiado con unos ricos y aromaticos membrillos ecologicos y hemos hecho la jalea y un poco de carne membrillo con ellos. Muy buena y saludable. Mientras dura la jalea todos en mi casa la utilizamos para las tostadas en lugar de mermelada.

No hay comentarios: