Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 28 de agosto de 2011

Por Sanlúcar de Barrameda

Itinerario: Granada - Jerez - Sanlúcar de Barrameda - Puerto de Santa María - Cádiz - Málaga - Granada
Casi todos los años damos una vuelta por esta zona que es muy bonita y donde se tapea muy bien. En el centro de Sanlúcar, en la plaza de la Concordia, hay unos bares singulares donde podemos encontrar Casa Balbino (que está ampliando negocio) donde lo más destacado son las tortitas de camarones que las hacen como en ningún sitio, es todo camarón, con poca harina y poco aceitosa, merece la pena probarla. Y en la misma plaza pero en el otro extremo se encuentra La Barbiana, un bar sumamente pequeño pero que tiene multitud de productos para degustar, en especial una ensalada de patatas con cebolla a la que acompañan con unos troncos de melva que está exquisita para la simplicidad del plato.
Así como en Bajo de Guía que es la zona final de Sanlúcar, hay un paseo dando a la playa que está lleno de restaurantes por los que merece la pena dar un vuelteo y probar algunos platos de sus especialidades, aunque todos tienen exquisitos productos del mar, cada uno tiene su forma de hacerlo, hay que estar unos días e intentar conocerlos todos.
El Puerto de Santa de María (me trae malos recuerdos porque la última vez que estuve allí me vine con un cólico nefrítico que me trastornó todo el verano). En cuestión de marisco parece pertenecer a una sola persona ya que la mayoría de los negocios pertenecen al mismo dueño al menos el mismo nombre, Romerijo, es curioso, cocederos, restaurantes, bares, pubs, etc.... A mi personalmente no me atrae mucho lo de comprar el marisco cocido en cartuchos e ir a tomarlo a otro sitio pero para  hacerlo alguna que otra vez no está mal., desde luego con la salida de productos que hay no se puede pensar que estén malos o sean de muchos días.
En Cádiz decidimos comer en el restaurante El Faro, porque ya necesitábamos sentarnos tranquilamente y dejar el tapeo de barra que es lo que más nos gusta. La comida estuvo bien aunque el arroz negro que pedimos estaba algo falto de sustancia, soso, los salmonetes al horno muy buenos, el jamón Joselito aceptable pero no entiendo como con los precios que manejan tienen la desfachatez de cobrar un bote de 200 ml de aceite con unos picos y pan a 10 €, cuando no comes ni la cuarta parte de eso, porque el aceite simplemente lo pruebas pero al bote no le faltan ni 30 ml, con lo cual a todos los clientes les cobran algo que no se toman, esto me parece penoso y más cuando hablamos de cuentas importantes, eso ronda la grosería. Por lo demás bastante bien, ya habíamos estado comiendo en la barra en otra ocasión y salimos contentos.
Y por último en Málaga donde nos dejamos guiar por nuestro compadre y amigo Manolo que parece conocerse toda España de la A a la  Z en cuanto a restaurantes y bares se refiere, nos llevó a unos sitios típicos por la zona comercial de calle Larios y aledaños y quedamos gratamente satisfechos aunque deberemos volver porque nos quedaron 2 o 3 sitios más sin probar.
Un verano sin lugar a dudas singular y movidito sin hacer grandes viajes ha sido sumamente provechoso.

No hay comentarios: