Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Utensilios de cocina

En alguna ocasión he hablado de la brocha de silicona que es lo que debemos tener en nuestra cocina para untar, barnizar, aderezar, nuestros postres, empanada, moldes, etc, este tipo de brocha no suelta pelo y se lava bien, aún así es conveniente tener una para los dulces y otra para el resto.
La lengüeta, indispensable para rebañar los moldes y cacharros aprovechando todo el contenido que hemos preparado y queremos echarlo en otro sitio, masas, cremas, salsas, etc...
Y el pelador de verduras, este utensilio cuando se maneja bien resulta indispensable, al principio puede costar un poco pero intentando repetidamente conseguimos ser maestros en el arte de pelar aprovechando al máximo el alimento y todas sus vitaminas o al menos en un tanto por ciento muy elevado, ya que hay que recordar que en la piel es donde se encuentra la mayor parte del aporte vitamínico-mineral de los alimentos. Yo algunas verduras como la zanahoria o calabacín, me gustaba echarlas con su piel una vez bien lavadas, pero aún así con los productos que echan para fumigar y demás, es mejor eliminar la piel, y con el pelador de verdura quitamos una capa muy delgada.
Al final todos tenemos cantidad de aparatillos en la cocina que ocupan un espacio y se utilizan bien poco, pero estos tres que hemos comentado deberán ocupar un lugar privilegiado porque los vamos a usar frecuentemente.

No hay comentarios: