Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 4 de septiembre de 2016

M'hencha

 
Dificultad: media

Ingredientes para un pastel mediano
  • 6 láminas de pasta filo
  • 2 cucharadas de mantequilla fundida
  • 200 gr de almendras
  • 80 gr de anacardos
  • 30 gr de pistachos
  • azúcar glas y canela en polvo para culminar el pastel
  • 1 huevo para pincelar
  • 2 claras
  • unas gotas de agua de azahar, canela en polvo, jengibre, 2 clavos de olor, ralladura de naranja y toque de aroma de vanilla
  • 60 gr azúcar

Elaboración
Poner en el vaso batidor, los frutos secos, especies y resto de aditamentos. Rallar el conjunto. Incorporar las claras y volver a triturar. Conseguiremos una pasta con la que vamos a formar el rulo. Untar láminas de pasta filo con la mantequilla. Colocar a lo largo de cada lámina una porción del preparado, cerrar formando un rulo o rollo pequeño que sellaremos con un poco de huevo batido en la parte final. Preparar un molde untado con un poco de mantequilla donde se van colocando los rulos formados a modo de espiral, agregando uno sobre otro hasta formar una especie de caracol y pintar con huevo la superficie.
Poner el horno precalentado a 180º. Mantener el pastel unos 40 minutos. Retirar del horno y dejar atemperar, retirarlo del molde y dejar que se termine de enfriar para espolvorearlo con azucar-canela.
Es un pastel llamado serpiente, típico del Norte de África. La base principal es pasta filo y almendra. Dentro de eso se puede jugar con distintos productos al gusto, haciendo nuestro propio pastel serpiente, como: distintos frutos secos, miel, jarabe de melaza, goma arábiga, almendra laminada, etc.
Hay quien lo hace de forma individual o un gran pastel superponiendo pasta filo y haciendo una larga fila que se enrolla sobre si misma, esto para los más experimentados.
Realmente no es difícil, sólo hay que hacer una mezcla bien proporcionada y un poco de habilidad para formar el rollo.  
Mis hijos cuando lo probaron decían que les recordaba a un mantecado, alfajor, turulate, etc. Cierto, porque la canela y almendra son usados en la típica repostería navideña y de ahí la semejanza.
No olvidemos que la base de nuestra repostería es árabe. ¡Delicioso!

No hay comentarios: