Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 22 de mayo de 2016

Mermelada de fresa ligera

Dificultad fácil

Ingredientes para 1 tarro grande
  • 1kg de fresas
  • 300 gr de azúcar (más si nos gusta muy dulce)
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • zumo de 1 limón mediano
  • 1/2 vaso de agua
  • un trozo de jengibre y 1 clavo de olor

Elaboración
Lavar las fresas y cortar la parte del tallo. Partir en 2-3 trozos, según tamaño. Poner en un cazo con el agua, zumo de limón y azúcar. Mantener a fuego medio durante 10 minutos. Incorporar el resto de ingredientes y dejar 10 minutos más. Retirar clavo y jengibre.
Si parece muy líquido, aumentar temperatura para que reduzca y espese. Debe quedar del espesor que nos guste, al igual que con trozos más o menos grandes. Una mermelada con tropezones es más agradable, pero eso ya son gustos.
Esta rica mermelada nos va a proporcionar unas tostadas muy apetitosas, incluso para hacer acabados de pasteles, acompañar carnes de caza, etc. Podemos hacer conservas para tener todo el año, de cualquier forma, dura bastante en el frigorífico gracias al limón y azúcar que son buenos conservantes.
Normalmente, la proporción de azúcar es siempre la mitad que de agua, pero a mí me resulta muy dulce, y más aún si las fresas están en plenitud de temporada que son dulces y jugosas, hay que tenerlo en cuenta porque puede salir más un jarabe dulzón que una sabrosa mermelada. Esto sirve para cualquier fruta.
Las fresas tienen gran cantidad de vitaminas y minerales. Son ideales para el crecimiento y combatir anemias e infecciones en el organismo.

No hay comentarios: