Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 18 de marzo de 2016

Pastel japonés

 
Dificultad: fácil

Ingredientes para 8 porciones
  • 3 huevos
  • 1 tableta de chocolate blanco
  • 200 gr de queso de untar 
  • 4 cucharadas de leche
  • una pizca de aroma de vainilla
  • pizca de sal
  • una pizca de cacao 

Elaboración
Separar las clara de las yemas. Batir el queso con las yemas para conseguir una pasta cremosa. Fundir el chocolate en trozos pequeños con la leche en el microondas unos segundos. Dejar que se atempere mientras lo vamos mezclando para que quede homogéneo e incorporar al preparado. En un bol montar las claras a punto de nieve agregando unos granos de sal para ayudar a que suban pronto y queden consistentes. Unir ambos preparados mezclando de manera envolvente y suave para mantener las claras en su punto. Echar el cacao en un molde y mover por todos lados para que se impregne en la pared con objeto de que luego no se pegue el pastel. Echar el preparado en dicho molde y meter al horno, previamente caliente a 180º, dejar unos 35 minutos hasta que este cuajado.
Mi horno necesita unos minutos más. Se suele hacer en un molde alto y pequeño para que salga de un cierto grosor, pero yo he preferido utilizar un diámetro más grande y menos altura por si resultaba mazacote, pero queda bien de textura.
Aunque el pastel japones tiene menos ingredientes, yo me he permitido añadir unos toquecillos especiales como la vainilla o el cacao.

No hay comentarios: