Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 21 de diciembre de 2014

Navidad en la oficina

Creo que es la primera vez desde que comencé a trabajar que decidimos hacernos unas fotos en la oficina celebrando las próximas fiestas navideñas y vestidas con algo rojo para estar más festivas. Parece mentira que tras tantos años de trabajo sea precisamente este momento el que nos haya apetecido hacer algo así. Son más bien cosas de gente joven, pero porqué no, aunque ya todas tenemos una edad, años arriba o abajo en la que, como mínimo, necesitamos gafas, unas mejor que otras, y algunas de maravilla, pero el espíritu joven no lo vamos a perder bajo ningún concepto y las ganas de pasar unos minutos riéndonos de semejante tontada tampoco. Es la terapia que se necesita muchas veces para seguir al pie del cañón.
Pero no creamos que nuestro ambiente es siempre dicharachero y distendido, que tenemos tiempo para esto por escasez de trabajo, que es lo que algunos compañeros más lejanos piensan cuando nos ven o nos oyen. Simplemente buscamos el lado más agradable de las cosas, para aferrarnos a ese recuerdo para cuando lleguen momentos que no sean tan buenos para recordarlos. No por estar más tiempo mirando el ordenador, sin reír, sin hablar y sin levantar cabeza, significa que se trabaja más que los demás... que también  hay quién así piensa. Tenemos muchos momentos de trabajo, de estrés, de días interminables laboralmente, de menos aguante, de tener más baja la moral. Esos momentos llegan solos y sin pedirlos ni buscarlos. De hecho hoy mismo ha sido un día de esos en los que hemos tenido un batiburrillo de todos los momentos a lo largo de la la jornada matinal, buenos, menos buenos y malos. Donde nos han puesto contra las cuerdas más coloradas de lo que íbamos y de manera poco adecuada para la media del personal que se trata. las formas no se deben perder, y lo digo yo precisamente que de vez en cuando pierdo la noción del tono de voz que va en aumento. Pero mejor quedarnos con el recuerdo de estas lindas fotos de unas personas encantadoras y maravillosas. Bueno, quedémonos con las tonterías y no le demos más importancia al resto. Para el próximo año intentaremos hacer las cosas mejor, promesa que hacemos todos los años como está mandado.
Y si os pasáis por nuestra oficina seréis obsequiados con un dulce navideño por nuestras amables azafatas.

Felices Fiestas Compis

Madurar es entender que no todo tiene que ser perfecto para ser feliz.
Yo no cambio por nadie, sólo mejoro por quien se lo merece.
Me hago responsable de lo que digo, no de lo que entiendas.
El dinero hace personas ricas, el conocimiento hace personas sabias, pero la humildad hace grandes personas.
Hay dos veces en las que debes mantener la boca cerrada, cuando estás buceando y cuando estás molesto.

Muchas frases bonitas y con encanto. Las tomé prestadas y son estupendas.

No hay comentarios: