Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Rebelión Q10

Nosotros que somos asiduos seguidores desde hace muchos años de la revista OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), lógicamente nos enteramos del estudio realizado a varias marcas de cremas con enzima Q10 y donde calificaban de mejor en relación calidad precio, a la del supermercado Lidl, del que también somos seguidores y compramos determinadas cosas. Pues bien, desde entonces cada vez que intentaba hacerme con alguna crema, hace ya 3 o 4 meses, no tenía ningún éxito. Ayer, que mi hijo se encontraba en dicho supermercado, me preguntó si quería alguna porque la gente se las llevaba a espuertas y yo asentí diciendo que comprase para mi y mis compañeras, que también las andaban buscando.
Creo que será la última vez que mi hijo las compre porque tuvo que estar en cola bastante rato y sólo eran las 10 de la mañana. Esto parece una locura, la fiebre de la crema Q10 Lidl, claro que el precio son 3€, quien no tiene crema por ese precio y más si garantizan que es la mejor. Me gustaría que la revista volviese a analizar la crema a ver si el resultado sigue siendo el mismo, porque con tanta demanda igual han bajado la guardia y la calidad ha menguado.Yo no digo que no sea buenísima pero particularmente a mi piel le gusta otra textura, y no hace falta irse a grandes marcas con grandes precios, la de Nivea Q10 está también muy bien y la diferencia en precio es de unos euros. Como decía mi hijo riéndose de nosotras las marujonas, la cara, la edad y las arrugas van a seguir estando, los milagros mejor en Lourdes. Quizás si recobramos la cordura, podamos seguir comprando este producto o cualquier otro en Lidl sin ningún problema y cuando realmente nos haga falta, sin acopios, ¡madre mía si hubiese una guerra!

No hay comentarios: