Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 26 de agosto de 2014

Visitar Nerja


Hacía algunos años que no visitábamos Nerja, un pueblo bonito donde los haya. Este fantástico pueblo está enfocado principalmente para el turismo, turismo más bien extranjero que nacional, aunque en el mes de agosto que está bastante saturado encontramos de todo por supuesto.
Tenemos el balcón de Europa con unas vistas inmejorables, quien se encuentre por la costa granadina no puede irse sin ver esto, hay que darse un paseo por Nerja. Ver sus playas, la emblemática Cueva de Nerja, La Iglesia de El Salvador, la Ermita de San Miguel, pasear por el casco histórico, etc., un día en que habrá tiempo para todo si se aprovecha bien.
En otras ocasiones cuando hemos venido de visita hemos degustado unos fabulosos pescados, de gran tamaño, a la plancha, en un bar-restaurante que hay en el interior del pueblo, llamado El Chispa, son varias las ocasiones que hemos comido ahí y satisfactoriamente, aunque la última vez en su parte alta-terraza pasamos bastante calor. En esta ocasión nos sorprendió para mal, tenemos en cuenta que era lunes y el pescado fresco brilla por su ausencia o escasea, pero nada justifica el mal servicio, y la mala calidad de lo poco que pedimos. Sin detallar la limpieza del local que deja bastante que desear. Es una pena ver que sitios de nombre y fama caigan en su calidad por dejadez o mal hacer de los propietarios. No creo que repita en mucho tiempo.
Otra incursión fue en La Puntilla, cercano al anterior y donde pudimos tomar algo más en condiciones y con unas tapas bastantes aceptables a elegir. Dado que era algo tarde para pedir platos de elaboración, como una rica zarzuela de rape y marisco, esto lo dejamos pospuesto para otra ocasión y poder saber si merece la pena. De cualquier forma lo que pedimos, muy aceptable.
En la playa de Burriana podemos encontrar chiringuitos donde degustar paellas, pescados y mariscos como en el chiringuito de Ayo, que ya existía cuando se rodó la famosa serie de Verano Azul, conocido desde hace mucho, donde se come paella a destajo hasta cansarse, yo no la he probado pero mis hijos son relativamente asiduos cuando andan cerca, aunque reconocen que el arroz es de grano largo y no es como las que yo hago pero se puede comer bien. Personalmente lo del grano largo para una paella está penalizado, pero aunque sólo sea por reafirmarme iré a comprobarlo en alguna ocasión. Lo cierto es que siempre está lleno, por algo será. Se puede comer y quedar satisfecho por un precio asequible. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El año pasado pasamos allí 15 días descubrimos los bares buenísimo que tiene el pueblo se te olvida citar el Pata Negra de un nivel impresionante y en el chispa en la terraza coincidimos con Gallardón estaba sentado en la mesa de al lado tomándose unas sardinas y tienes razón moríamos de calor

Loli Estévez dijo...

Os recomiendo que los lunes paseis del Chispa porque el pescado que le queda no esta muy allá. A veces es mejor tirar algo que servirlo y muho menos cobrarlo. Eso repercute negativamente en su calidad