Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 7 de julio de 2014

Macarrons de chocolate















Dificutad: media

Ingredientes para unas 30 uds (dependiendo de tamaño)
  • 80 gr de almendra molida, prácticamente en polvo
  • 130 gr de azúcar glasé
  • 50 gr de azúcar
  • 3 claras de huevo
  • 1 cucharada pequeña de cacao puro
Para el relleno (puede ser de lo que nos guste)
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 4 onzas de chocolate puro
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • un toque de canela
  • 1 vaso corto de leche

Elaboración
Primero preparamos los macarrons, tamizado el azúcar glasé, y si queremos la almendra, personalmente me gusta notar los trocitos del almendra, pero se podría tamizar también. Montamos las claras con las varillas eléctricas y cuando estén espumosas le añadimos el azúcar moviendo hasta conseguir un punto de nieve duro, lo justo para que no se muevan, no excesivamente duro. Se juntan las claras con la mezcla de azúcar y almendra moviendo bastante hasta que quede totalmente ligado y una crema muy homogénea. Debe quedar consistente para que no se aplane al echar las porciones. La dificultad real radica justo en el punto que debe tener la pasta. Echamos el preparado en una manga pastelera colocando una boquilla pequeña y redonda. Ponemos la bandeja de horno cubriéndola con papel especial y vamos echando pequeñas porciones, guardando una mínima distancia de una a otra hasta completar la bandeja. Debemos intentar hacer circulitos bien redondeados. Damos unos golpecitos a la bandeja en la encimera para que se asienten los montículos y dejaremos reposar unos 30 minutos hasta comprobar que no se adhieren al dedo si tocamos.
Encendemos el horno a unos 140º y una vez que esté caliente se mete la bandeja dejando unos 10 minutos, depende del horno. Se apaga el horno dejando reposar unos minutos más, con la puerta entreabierta. Se desprenden del papel y reservamos para rellenar.
Dicho relleno lo haremos diluyendo en un cazo a fuego mínimo, la mantequilla, el chocolate y se va añadiendo la leche, la canela y el azúcar moviendo hasta que esté todo bien mezclado. Se incorporan las yemas que hemos batido levemente y sin dejar de mover se integran en el preparado con cuidado no se corten o cuajen. Retiramos cuando esté espesando y dejamos enfriar casi por completo.
Se rellena una parte del macarrons y se tapa con otra.
Esta vez no los he hecho muy altos pero estaban ciertamente buenos. Podemos jugar con distintos colores y rellenos y hacer cosas que nos gusten y sean llamativas, con ayuda de colorantes y similares, pero yo prefiero algo simple, y con poca química añadida.
Nota: si las claras se dejan fuera a temperatura ambiente durante unos 20 minutos, perderán algo de humedad y las podremos montar con mucha facilidad. 

No hay comentarios: