Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 11 de abril de 2014

Tarta de obleas















Dificultad: fácil

Ingredientes para unas tarta
  • 1 paquete de obleas
  • 1 bote grande de crema de chocolate, tipo Nutela o similar
  • 1/2 vaso de cobertura ligera de chocolate (1/2 tableta de chocolate con leche, 2 cucharadas de leche, 10 gr de mantequilla sin sal y 1/2 cucharada de leche tipo condensada. Se funde unos segundo en el microondas, se mezcla hasta que quede bien diluido y listo para cubrir el pastel)
  • unas onzas de chocolate blanco para adornar, o almendra laminada, etc.

Elaboración
Abrimos el bote de nutela y lo ponemos al baño María para que se suelte un poco y sea fácil untar. En una fuente colocamos un pegotito de crema para pegar la primera oblea y que no se mueva mucho al ir montando. Se va colocando una oblea y la pincelamos con la crema de chocolate, otra oblea y la crema, así hasta completar todas las obleas, o la altura que queramos. Terminamos con la cobertura de chocolate por toda la superficie y el lateral. Cuando esté totalmente asentado el preparado se adorna al gusto. Podemos terminar con una capa de la propia nutela, espolvoreando una oblea o con chocolate blanco, con cacao, láminas de almendra, fideos de chocolate, un largo etc... Meteremos en el frigorífico para que esté fresca a la hora de servir. Es un sabor que nos puede recordar al típico huesito, queda rico y su éxito está prácticamente garantizado, especialmente para los niños. Esta receta me la dijo ayer mismo mi compi Aurelia y sobre la marcha la hice para poder degustarla esta mañana para mi santo junto con unas bolas de bizcocho con chocolate.

He tenido que repetirla para que mis hijos la prueben porque se quedaron con ganas al ver que me la llevaba a mi trabajo, irresistible.

No hay comentarios: