Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Habichuelas rojas con calabaza















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 400 gr de judías rojas
  • agua suficiente para ir cubriendo
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 2 nabos
  • 4 rábanos
  • 1 hoja de laurel
  • 200 gr de calabaza limpia
  • un trozo de tocino ibérico a ser posible y una punta de jamón 
  • 1 cucharada de aceite de oliva v.e.

Elaboración
Ponemos una olla amplia y no muy alta con el aceite, agregamos los ajos partidos en un par de trozos, el puerro picado y dejamos 3-4 minutos a fuego bajo, integramos la zanahoria, los rábanos y nabos enteros. Echamos el trozo de jamón y el tocino, agregamos las judías o habichuelas rojas y lo cubrimos todo con agua. Vamos a añadir agua un par de veces en el momento que empiece la ebullición para cortarla, lo que se dice asustarlas. Finalmente las dejamos bien cubiertas de agua, cuando vuelva a empezar la ebullición se reduce el fuego, se tapan y se dejan por espacio de 1 hora antes de ver como van. Se puede sacar la verdura y dejarla en espera, ya que estará suficientemente hecha y luego se sirve troceada para que todos tengan de todo. Incorporamos los trozos de calabaza y volvemos a dejar 1 hora. Volvemos a comprobar que van bien y no falta agua y casi están en su punto. Se retira el jamón y el tocino y si es necesario se dejan otros 30 minutos. Todo va a depender del tipo de judía y si es a fuego bajo tarda bastante.
Por supuesto que podemos hacerlo en olla rápida y tardará unos 35 minutos. Eso depende del tiempo que dispongamos para preparar el plato, pero se puede ir controlando el proceso largo mientras se siguen haciendo otras cosas. Lo importante es que no queden secas, porque tienden a absorber todo el agua y espesar bastante. La calabaza va a quedar deshecha y muy integrada en el plato por lo que apenas podremos distinguirla, pero sí se aprecia el sabor dulzón y suave que les proporciona.
En este tipo de platos no incorporo sal porque cada cual puede poner la que necesite en su plato.
Las judías, habichuelas o alubias, se pueden llamar como quieran según la zona, tiene un alto contenido en hierro y zinc, son estupendas para aumentar nuestro sistema inmunológico y las defensas.

No hay comentarios: