Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 17 de septiembre de 2013

Bizcocho de chocolate con leche condensada















Dificultad media

Ingredientes para un bizcocho
  • 1 yogourt de chocolate
  • la medida del vaso de yogourt de aceite, mitad de oliva v.e. y mitad de girasol para atenuar el sabor del oliva
  • doble de la medida de azúcar
  • triple de la medida de harina de trigo
  • 3 huevos 
  • 1 sobre de levadura
  • 1/2 tableta de chocolate blanco
  • 2 cucharadas de leche condensada
  • 2 cucharadas grandes de polvos de chocolate
  • 1/2 cucharada de cacao en polvo
  • 1/2 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de almendra laminada
  • 1/2 cucharadita de anisette o similar, opcional
  • una punta de ralladura de naranja

Elaboración
Este es el típico bizcocho de yogourt pero con algunas innovaciones. Pondremos en un bol las yemas con el azúcar y mezclamos. Agregamos poco a poco el aceite y seguimos moviendo, se integran los polvos de cacao, levadura y harina, todo tamizado y añadiendo poco a poco y moviendo para obtener una crema untuosa, se añade el cacao, la ralladura de naranja y finalmente las claras a punto de nieve.
Debemos conseguir que todo quede bien integrado y una crema suave pero compacta. Se prepara el horno a 180º y mantenemos unos minutos hasta que esté bien caliente, antes de introducir el bizcocho. Mientras, preparamos el molde pasando una servilleta con un poco de aceite por todo el recipiente, agregamos una pizca de cacao y procuramos que se impregne todo, eliminando el excedente. Ponemos la crema en el molde y llevamos al horno donde estará unos 45 minutos.
Una vez concluido el proceso de horneado, comprobando que pinchamos con un palillo y sale seco, se deja enfriar. Preparamos la leche condensada con la mantequilla, derritiendo unos segundos en microondas, (puede ser al baño maría), y agregamos el chocolate troceado para que resulte más fácil que se diluya y se integre en el preparado. Con esto bañamos el bizcocho por encima formando una buena capa, y colocamos unas almendras fileteadas por encima.
Quedará una costra suave pero con un sabor dulce aterciopelado, que mis hijos dicen que es adictiva, no podían parar de comer.

No hay comentarios: