Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 21 de junio de 2017

Salmorejo con hierbabuena

Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 1 puerro, la parte blanca
  • 1 cebolla dulce pequeña
  • 1 zanahoria pequeña
  • 3 hojas de hierbabuena
  • 6-8 tomates pera, según tamaño
  • 3 rebanadas de pan del día anterior, de semillas
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez
  • 4 cucharadas de aove
  • pizca de sal
  • 3 huevos duros
  • 4 lonchas de jamón de bellota, sin grasa (puede ser blanco, el que tengamos)
  • 1 diente de ajo

Elaboración
Lavar bien los tomates, quitar el pedúnculo, si se quiere se pueden pelar, picar y agregarlos con el pan troceado. Lavar, pelar y cortar el resto de verdura. Mezclar todo en un vaso batidor e incorporar los aderezos. Batir hasta conseguir una pasta cremosa, al gusto.
Poner en bol de barro tapado con papel film en el frigorífico un buen rato. Debe estar bien fresco. Cuando se va a servir se hará de forma individual, utilizando el molde que nos guste. Agregar huevo picado y trocitos de jamón previamente deshidratados en el microondas. Obtendremos un rico crujiente de jamón que hará la delicia del plato, así como el frescor de la hierbabuena que lo aromatiza. Se puede regar con un hilito de aceite de oliva v.e.
El salmorejo debe quedar cremoso, untuoso y no líquido pero tampoco tipo puré.
Podríamos hace un salmorejo tradicional majando todos los ingredientes en mortero y con  mazo, esto es más laborioso, entretenido y la textura queda algo más barroca. Probaremos un día a ver que tal queda.

No hay comentarios: