Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 7 de mayo de 2017

Pollo con tomate

Dificultad media

Ingredientes para 4 personas
  • 4 pechugas limpias y deshuesadas
  • 6 dientes de ajo
  • 1/4 vaso de aceite de oliva v.e.
  • 1 cebolla morada
  • 1/2 vaso de caldo de ave, en su defecto agua
  • 1/4 vaso de vino blanco seco
  • aderezo para el pollo: sal, pimienta, perejil y zumo de limón
  • 1/2 cucharada de miel de romero
  • sal pimienta negra molida, unas ramitas de perejil y orégano

Elaboración
Partir en trozos el pollo y aderezarlo, mover bien para que todo quede repartido y dejar en el frigorífico. Poner en una sartén grande el aceite y dorar los ajos unos minutos. Incorporar la cebolla en juliana fina y pochar unos 6 minutos. Agregar el pollo y sellar por todos lados. Retirar todo el contenido manteniendo el aceite y los jugos. Añadir el tomate, miel, sal, pimienta, perejil y orégano. Hacer a fuego bajo durante 10 minutos para que el tomate se haga, echar el vino y mantener unos minutos a fuego más fuerte para que evapore el alcohol, incorporar el caldo, dejar otros 10 minutos más para que la salsa reduzca. Agregar el pollo con la cebolla y ajos, dar vueltas para que todo se reparta y se entremezclen los sabores. Dejar en cocción baja unos 10 minutos más.
Podemos acompañar con unas patatas fritas a casco gordo.

No hay comentarios: