Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 29 de mayo de 2017

Mi tapa sin participación

Hoy al comprar la prensa, como cada día, el diario de Granada "Ideal", me he encontrado con un libreto que venía en su interior de un concurso de tapas en Granada.
Han organizado una ruta con 31 tapas, donde participan negocios de hostelería ofreciendo cada uno su tapa original. Estas tapas junto con un quinto de cerveza vale 2.50€. No está mal si la cerveza está bien fresca y la tapa está rica
Parece que este tipo de concurso ya se ha organizado anteriormente en varias ocasiones. Realmente yo no le he prestado mucha atención pero sí recuerdo que el pasado año, por casualidad, probamos una en el bar que estábamos.
Para hacer esa ruta hay un plazo de 10 días para poder dosificar, quien tenga interés en conocerlas todas. Este no es mi mejor momento para ello pero quizás pueda elegir 1 o 2 para probar.
Hemos podido probar la tapa en el Restaurante "El Secreto de Humphrey" el Potaje Humphrey, una especie de potaje de garbanzos con bacalao y espinacas pero deconstruído, personalmente no me hizo mucha gracia, creo que las deconstrucciones en comida deben guardar el sabor propio del plato original, y este no era el caso.
En el Restaurante "Blanca Paloma" en la calle Alhamar, recientemente arreglado, la tapa Aquria, una arepa rellena de jamón, queso, etc. no fue muy de mi gusto tampoco.
Las dos tapas probadas, mucho frito en bolas. No es que sea difícil contentarme con las tapas pero parece que lo importante es poner mucho nombre, unas presentaciones elaboradas... pero lo que te dice al probarlo es nada extraordinario, eso debería ser lo más importante en realidad.
De cualquier forma intentaré seleccionar un par de tapas más para probar en el finde antes de que concluya el concurso.

PD.
Lo que sí me ha resultado apetecible es crear mi propia tapa para aportar a este invento, aunque sea fuera de concurso. Donde sólo la pruebe la familia, o alguien más si resulta agradable e interesante.
Crujiente portugués: una tostada fina de pan cateto del día anterior y frito en aceite de oliva v.e. Colocar encima una porción de bacalao portugués y espolvorear con una toque de orégano. No es nada complicado pero está muy bueno.

No hay comentarios: